El de la mula torda

El de la mula torda
Súbete al carro pinchando en él para comenzar el camino.
último

lunes, 24 de junio de 2019

Cigüeña blanca.

https://www.xeno-canto.org/sounds/uploaded/UVCHPWXJBN/XC169478-XC-CICCIC1.mp3
Pocas aves resultan tan familiares como la cigüeña blanca y pocas están tan arraigadas en las tradiciones como esta enorme zancuda que un día abandonó sus hábitos montaraces para asociarse al hombre en busca de sustento y protección. Esta especie hubo de soportar durante el pasado siglo una serie de drásticos cambios en los paisajes y los usos rurales que la llevaron a desaparecer en muchas regiones y de los que hoy día —gracias, en parte, a un cambio de hábitos—, se recupera asombrosamente.







Canto

En general, la cigüeña blanca es un ave bastante silenciosa, aunque emite algunas vocalizaciones ásperas de alarma cuando se excita o en presencia de individuos extraños en las inmediaciones del nido. El sonido más característico de la especie es un sonoro castañeteo producido al entrechocar las mandíbulas, conocido como “crotoreo”, que el ave ejecuta como salutación hacia su pareja.









domingo, 23 de junio de 2019

Chova Piquirroja.

https://www.seo.org/wp-content/uploads/2013/11/F509-Canto.mp3
Habitante de los tajos fluviales, de las escarpadas paredes altimontanas, de los roquedos serranos, de los acantilados costeros y, en general, de los más abruptos y ásperos parajes, la chova piquirroja es un ave acróbata y bastante sociable, que se alimenta —a diferencia de otros córvidos— fundamentalmente de invertebrados. Antaño frecuente en muchas zonas de nuestro territorio, la intensificación agrícola, el uso de plaguicidas y la pérdida de lugares de nidificación han hecho disminuir sensiblemente sus poblaciones.








sábado, 22 de junio de 2019

Chova Piquigualda.

https://www.xeno-canto.org/sounds/uploaded/ZRYDJPPTFC/XC162653-PFR09319_1-10_130603_rbchough-centralis-TR-C.mp3
Habitante de las más altas cumbres del norte de nuestro país, la chova piquigualda es un elegante córvido de carácter confiado y gregario, que se alimenta normalmente de invertebrados, obtenidos en las praderías alpinas y entre las grietas de las rocas. Dado lo poco accesible de los lugares que frecuenta y su adaptabilidad —llega a aprovechar los restos de comida abandonados por el hombre—, sus poblaciones no sufren amenazas importantes.












viernes, 21 de junio de 2019

Chotacabras Europeo

https://www.xeno-canto.org/sounds/uploaded/ZNCDXTUOFL/XC323841-Lelek_Jarek_Matusiak_Poland_20160623.mp3
El chotacabras europeo es un ave de hábitos nocturnos cuya distribución ibérica no se solapa con la de su pariente cercano, el chotacabras cuellirrojo. Dotado de excelentes cualidades para la caza nocturna de insectos voladores, este habitante de las lindes de bosque, los matorrales y las frescas dehesas del norte peninsular, ha sufrido duramente las transformaciones experimentadas por el campo en las últimas décadas.


Canto

El canto del macho consiste en un traqueteo constante audible a considerable distancia, un rrurrrrrurrrurr parecido al lejano ronroneo de un motor. El reclamo de llamada en época de celo es un kruit. A menudo, genera también un sonido producido al chocar las alas, semejante a un chasquido seco.







Chotacabras Europeo.

https://www.xeno-canto.org/sounds/uploaded/ZNCDXTUOFL/XC323841-Lelek_Jarek_Matusiak_Poland_20160623.mp3
Aves enigmáticas y muy poco conocidas, los chotacabras cuellirrojos son unas criaturas nocturnas, de plumaje extremadamente críptico y dotadas de notables adaptaciones para la caza de insectos en vuelo, como son su silencioso batir de alas, una gran cavidad bucal para papar a sus presas en el aire, enormes ojos oscuros y la posesión de vibrisas táctiles en torno al pico. Muy sensibles a las transformaciones del hábitat y a los atropellos, la
población de estos caprimúlgidos parece estabilizarse después de años de regresión.



Canto

Su sonido característico es un canto disilábico, muy sonoro, repetitivo y audible a gran distancia, semejante a un kiotoc-kiotoc-kiotoc aparentemente electrónico. La hembra realiza un ronco tsche-tsche-tsche.